La norma ISO 9001 es un método de trabajo que propone unos sencillos y probados principios para mejorar la calidad final del producto mediante una serie de mejoras en la organización interna de la empresa.

Estas normas de carácter social han de combinarse con una serie de principios técnicos para conseguir una mejora de la satisfacción del consumidor. Sin calidad técnica,  no es posible producir y destacar en el competitivo mercado presente. Y una mala organización genera un producto de deficiente calidad que no sigue las especificaciones de la dirección.

Satisfacer al consumidor permite que este repita los hábitos de consumo, y se fidelice a los productos o servicios de la empresa, consiguiendo más beneficios, cuota de merado, capacidad de permanencia y supervivencia de las empresas en el largo plazo.

Toda mejora redunda en un beneficio de la calidad final del producto, y de la satisfacción del consumidor, que es a fin de cuentas lo que pretende quien adopta la norma como guía de desarrollo empresarial.

portada_ISO_9001_ENAC_KOLSAF-200x300
portada_Politica_calidad